Cartera heavy metal

Por Ferni Moreno ● Ilustración de Catriel Martínez


Está claro que nosotras somos chicas todoterreno, pero quizás cargar la cartera todos los días al mejor estilo mudanza express (cuando en realidad vamos a la oficina que queda a media hora de casa) no es una idea fabulosa.

Y cuanto más grande la cartera, más cosas le sumamos, just in case. Llevamos la agenda de 400 páginas con data incompleta, porque en realidad pasamos todo al teléfono, pero la llevamos igual. No falta el bolsito con MILES de productos (cuando en realidad, usamos uno solo): el espejo, el cepillo, las gafas de sol, las gafas de leer, las gafas de hacer facha, la cartuchera con lapiceras de colores por si nos agarra un lapsus creativo, un paraguas por si llueve en algggún momento, el libro de 500 páginas que paseamos con altura por el subte (y leemos tres párrafos entre estaciones), una bombacha por las dudas y el gatito chino que mueve la mano para que la suerte no falte nunca. Y así va creciendo y creciendo nuestra cartera, a la que a esta altura solo le falta hablar.

La contractura, tu hombro y tu humor te van a agradecer mucho que dejes la carga pesada solo para el gym mientras mirás a algún potro galopar en la cinta. Porque ante todo, menos es más, siempre.

#mariekondoneatucartera #modaporfavor #fashionisforfun
  • Share