Miss talones

Por Ferni Moreno ● Ilustración de Catriel Martínez

A mí, las ojotas me dan alegría, me recuerdan a la playa, al spa, a la pileta, al carnaval con las bombitas de agua, al resort all inclusive panza para arriba todo el día. Todo menos ciudad, claro está. En el último lugar en el que me las imagino es en la oficina, tomando el 130 o en la fila del banco.

Pero me rindo: sé que a ustedes les EN-CAN-TAN, que las coleccionan, las atesoran en varios colores y hasta las usan chochas con plataformas estampadas, lo sé, lo acepto y las banco. Pero sí amiga, hay algo de lo que debemos hablar: tus pies deben ser gemas urbanas pavoneándose por Avenida Cabildo.

Es decir, pasar por la pedicura es una obligación, directamente un tema de Estado. Tus pies deben ser una obra de arte, deberías poder comer con esos deditos; tus uñas deberían estar nominadas al Oscar y hasta le deberían pedir casamiento a esos talones esculpidos. Nada de cosas raras por ahí abajo, por favor. Pensemos: somos muchos y debemos vivir en comunidad.

#fashionisforfun, #modaporfavor #asisi
  • Share